Seleccionar página

Síndrome de híper-estimulación ovárica, qué es y qué efectos tiene

 

¿Qué es la estimulación ovárica?

La estimulación ovárica consiste en inducir la ovulación múltiple mediante medicamentos hormonales. Durante el ciclo menstrual espontáneo, comienzan a desarrollarse muchos folículos dentro de cada ovario, pero cuando uno de ellos alcanza un tamaño ligeramente mayor, se inhibe el crecimiento de los demás. Con el tratamiento, se pretende que varios folículos se desarrollen hasta la madurez completa en el mismo ciclo. Dada esta situación, puede surgir el síndrome de híper-estimulación ovárica (SHO).

 

¿Qué es el síndrome de híper-estimulación ovárica?

El SHO es una complicación que ocurre en ocasiones durante los tratamientos de reproducción asistida que se caracteriza por la aparición de folículos agrandados en los ovarios y liberación de fluido libre desde la zona intravascular al espacio entre órganos.

Esto significa que la medicación necesaria para la estimulación ovárica tiene un efecto exagerado sobre el cuerpo y causa la generación de muchos folículos que acarrea mayor sensación de hinchazón. Si los folículos son de un tamaño muy grande pueden llegar a liberar líquido en la zona abdominal y crear complicaciones como analizaremos en este artículo.

 

Factores de riesgo

Las mujeres de una temprana edad (menores de 35 años), bajo peso o con una elevada respuesta a los medicamentos comúnmente usados en las técnicas de reproducción asistida tienen más predisposición a sufrir una híper-estimulación ovárica. Este riesgo aumenta si ha sufrido previamente un SHO o está diagnosticada con un ovárico poliquístico.

Asimismo, observar un gran número de folículos durante una estimulación ovárica (necesaria durante un tratamiento de reproducción asistida) y/o poseer un alto número de ovocitos recuperados también aumenta el riesgo de SHO. Sin embargo, ninguno de estos últimos parámetros se ha observado como un indicador independiente que predice un SHO.

 

Diagnóstico y prevención

El SHO se puede clasificar según su grado de severidad en: leve, moderado o severo. Se puede diagnosticar durante la estimulación ovárica, durante la punción para la recuperación de los ovocitos, o en el momento de la transferencia. Su observación es sencilla mediante una ecografía vaginal o abdominal.

Normalmente, un SHO leve no suele estar asociado a un cambio en el tratamiento de reproducción, ya que es fácilmente tratable y no suele tener complicaciones ni dolor por parte de la paciente. No obstante, un grado moderado o severo conlleva un cuidado añadido.

 

  • Cambio de medicación

El cambio en la medicación, aunque difícil de predecir y gestionar, puede cambiar el curso de un SHO y por lo tanto, prevenir sus síntomas y molestias. Esto se consigue monitorizando el crecimiento de los folículos mediante controles ecográficos durante el tratamiento.

 

  • Cancelación del ciclo

El ciclo se puede cancelar previo a la recolección de los ovocitos en una punción o antes de hacer la transferencia. En el caso de que se puedan recuperar los ovocitos y se consigan embriones de buena calidad, éstos se congelan para poder dejar descansar los ovarios y realizar la transferencia en un momento mas adecuado. Cualquiera de los dos escenarios es psicológicamente duro de aceptar tanto para la paciente que sufre los síntomas como para la pareja. Es importante sentir que no se está solo, confiar en los profesionales y considerar el cambio en el tratamiento como una prevención.

 

  • Permitir la “perdida” de los folículos mas grandes

No todos los folículos crecen al mismo ritmo. Permitir que éstos folículos de mayor tamaño crezcan, capacita a los de tamaño pequeño o medio a mantenerse en una situación de atresia (‘stad-by‘) que reduce el riesgo de SHO.

 

Fuentes: Corbett, Shannon, et al. «The prevention of ovarian hyperstimulation syndrome.» Journal of Obstetrics and Gynaecology Canada 36.11 (2014): 1024-1033. National Library of Medicine (NIH)

Más información sobre nuestra Unidad de Reproducción Asistida:

Autora:

Alejandra Boix

Embrióloga / Asesora de Reproducción

Alejandra Boix es una bióloga de origen vasco que se especializó en reproducción asistida en Dundee, Escocia, dónde se formó en las bases de la andrología, punciones, estimulaciones y logística del laboratorio. También se especializó en calidad ovocitaria.

Share This
Abrir chat
1
👨🏻‍⚕️ ¿Necesitas ayuda?
👨🏻‍⚕️¡Bienvenido a Arpa Médica! Si tienes cualquier duda puedes preguntarnos en nuestro Whatsapp.
Pide Cita Online