Seleccionar página

AMH: La importancia de la reserva ovárica

¿Cómo contar la fertilidad de una mujer? ¿Qué es la Hormona Antimulleriana?

Según el Instituto Nacional del Cáncer, la Hormona Antimulleriana es una “hormona elaborada en los ovarios de las mujeres y en los testículos de los hombres. La AMH ayuda a formar los órganos genitales masculinos y femeninos. También, ayuda a controlar las hormonas que actúan en los ovarios para hacer que los folículos y óvulos crezcan durante el ciclo menstrual de la mujer. Medir la concentración sanguínea de la AMH sirve para ayudar a diagnosticar la esterilidad y otras afecciones, como síndrome de ovario poliquístico, menopausia y ciertos tipos de tumores de ovario. Es posible que también ayuda a determinar el sexo de un bebé cuando no está claro.”

Es posible averiguar la reserva ovárica que hay en los ovarios, lo que indica el número de óvulos de los que se dispone a cada edad, y, por tanto, revela la capacidad reproductiva de una mujer en un momento determinado.”

Afirma la Dra. Verdú, directora en la Unidad de Reproducción en Arpa Médica, ginecóloga y especialista en Reproducción Asistida.

¿En qué consiste la Hormona Antimulleriana?

La hormona antimuleriana es un análisis de sangre. Es un estudio que nos informa sobre la cantidad de óvulos que tenemos. Esta prueba nos da la posibilidad de contabilizar el número de folículos que hay en los ovarios de una mujer. También, es posible medir estos folículos gracias a otros procedimientos complementarios que se dan en una consulta o revisión ginecológica, como es la ecografía vaginal. En todo caso, si la mujer tiene una edad de menos de 40 años, y no tiene proyecto reproductivo en ese momento, cabe la da la posibilidad de preservar la fertilidad y congelar los óvulos (vitrificación de ovocitos). Los expertos recomiendan hacerse este tipo de análisis, incluso aunque aún no queramos quedarnos embarazadas todavía, para que en un futuro podamos tener niños con nuestra carga genética, es importante al principio de nuestra edad reproductiva conocer la reserva ovárica que tenemos, para que tengamos la opción de preservar la fertilidad cuando se es joven.

A medida que cumplimos más años y nos hacemos más mayores, evidentemente, el cuerpo no funciona de la misma manera, y por lo tanto, eso implica que la reserva va disminuyendo en su número de manera fisiológica. Aunque, no sólo por envejecer nos quedamos sin folículos, también por problemas como la endometriosis ovárica, enfermedades autoinmunes u otros trastornos patológicos, y cirugías que impliquen al ovario.

“Conocer la reserva ovárica nos puede ayudar a tomar la decisión de nuestro futuro reproductivo”. Reconoce la Dra. Victoria Verdú.

¿Cómo se mide la reserva ovárica?

Dependiendo de la edad, la reserva ovárica tiene unas cifras positivas o negativas diferentes:

De 20-29 años: 3.3 (3.0-3.9) ng/ml.

De 30-34 años: 2.8 (2.3-3.5) ng/ml.

De 35-39 años: 2.0 (0.3-3-2) ng/ml.

De 40-44 años: 1.1 (0.7-2.1) ng/ml.

De 45-50 años: 0.2 (0.1- 0.5) ng/ml.

En el caso de que las cifras estén por debajo de 1,2 ng/ml, se trataría de una reserva ovárica baja, lo que significa que no hay muchos folículos en el ovario, lo que no implica que los que haya no sean de buena calidad.

¿Cómo podemos cuidar de nuestros óvulos?    

Llevar una vida saludable, es una de las frases que más escuchamos a la hora de hablar de reproducción, sobre todo, de todo lo que tenga que ver con la vida en sí.

Los mejores expertos aseguran que es preciso llevar una dieta equilibrada si lo que buscamos es aumentar la reserva ovárica para un posible embarazo.

Por otra parte, el ejercicio físico es el mejor complemento para una dieta equilibrada, sin una cosa, no obtendremos la otra.

En el caso de la fertilidad, es muy importante, además de lo anterior, no consumir una alta dosis de cafeína o teína (café, té, Coca-Cola, bebidas energéticas, entre otros), evitar el consumo de alcohol y, sobre todo, no fumar.

Una vez, que tengamos estos deberes hechos, para verificar que no corremos riesgo de enfermedades, o problemas que puedan aparecer, hay que acudir a las revisiones ginecológicas.

 ¿Qué pasa si tenemos la reserva ovárica baja y queremos embarazarnos?

Una vez que ya hemos intentado quedarnos embarazadas de manera natural y nos damos cuenta de que no lo conseguimos, debemos hacernos el Test AMH para comprobar la reserva ovárica en ese momento. Tras revisar los resultados con la doctora, encontramos que ésta es baja, siempre quedarán formas de mejorar o conseguir el objetivo:

  1. Nos habremos hecho ya suficientes pruebas y análisis, pero para verificar y cerciorarnos de qué está ocurriendo en el sistema reproductivo de una mujer y del hombre que aporta el espermatozoide, debemos continuar con el estudio con más análisis y pruebas, como cariotipos, foliculometrías, análisis de sangre, etc.
  2. Otra de las curiosidades a la hora de querer quedarnos embarazadas es, que independientemente del estereotipo marcado por la moda que dice que hay que estar delgadas, en reproducción asistida, confirmamos que para llevar un embarazo sano hace falta tener el peso adecuado.
  3. En la medicina de reproducción, hasta los pequeños detalles son muy importantes. El estrés es algo que no podemos controlar a través de análisis y pruebas, por eso se recomienda mantener “a raya”.
  4. Lo más recomendable, sería consultar con tu doctor/a experto en Unidad de Reproducción sobre los tratamientos disponibles a cada edad para que podamos tener otras opciones, pero en el caso de que no fueran efectivas, la última opción sería la ovodonación.

¿Dónde realizarse el test de la Hormona Antimulleriana en Madrid?

¿Dónde congelar óvúlos en madrid?

En Arpa Médica tenemos más de 25 años de experiencia con banco de óvulos. Se utilizan las punciones con sedación por defecto.

Contacto exclusivo para fertilidad:

E

Atención personalizada para fertilidad:

E

Atención de particulares específica para fertilidad (a la atención de nuestro biólogo Dr. Agustín y Alejandra):

Pide cita. Primera valoración en clínica de Madrid gratuita.

Más información sobre tratamientos de fertilidad en: