Seleccionar página
TÉCNICA

PICSI – ICSI fisiológico

PICSI- Selección de espermatozoides en la Fecundación In Vitro (FIV)

También conocido como ICSI fisiológico, la PICSI (Physiological Intracytoplasmic Sperm Injection) es una técnica empleada en la Fecundación In Vitro, que permite seleccionar el espermatozoide con mayor grado de madurez. A diferencia de la ICSI tradicional, en la que la selección del espermatozoide se realiza mediante la observación por parte del embriólogo, la técnica PICSI pretende encontrar un sistema menos subjetivo, seleccionando el espermatozoide más maduro usando una molécula similar a la que envuelve al ovocito de forma natural.

PICSI – ICSI FISIOLÓGICO

1. Procedimiento de la técnica PICSI

En una Fecundación In Vitro (FIV) se seleccionan los mejores gametos para fecundarlos y, el embrión resultante, transferirlo al útero materno. La FIV sigue el mismo procedimiento con ambas técnicas – ICSI y PICSI- excepto por la parte de selección del gameto masculino. Tras la recogida de semen y la capacitación de los espermatozoides, se utiliza una placa especial para depositarlos. Los espermatozoides se depositan en una placa que contiene unas gotas de un material sintético muy similar al ácido hialurónico – sustancia principal de las células que rodean al óvulo- . Los espermatozoides de buena calidad se adherirán a estas gotas y el embriólogo podrá identificarlos y seleccionarlos con facilidad. Una vez seleccionado el espermatozoide de mejor calidad, se aspira con la pipeta de microinyección.

El proceso de selección hace que los espermatozoides elegidos a través de la técnica PICSI, sean de mayor calidad que aquellos seleccionados por observación.

2. ¿En qué pacientes está indicada la técnica PICSI?

La técnica PICSI está indicada para aquellas parejas en las que el varón presenta una mala calidad espermática, o que se han sometido previamente a una FIV con la técnica ICSI y no han logrado los resultados deseados.

  • Hombres con nivel alto de fragmentación del ADN en sus espermatozoides
  • Casos de aborto de repetición en los que la causa es masculina o desconocida
  • Cuando existe baja concentración y mala morfología del semen
  • Casos en los que ha habido ciclos previos con mala calidad embrionaria

3. Ventajas de la técnica PICSI

La técnica PICSI se convierte en una técnica muy eficaz al seleccionar los espermatozoides más maduros, con menor daño en su ADN y que presentan un riesgo menor en anomalías cromosómicas. A diferencia de la ICSI, en la que se emplea un método de observación (subjetivo), la PICSI añade a la ICSI un método objetivo, lo que permite aumentar la probabilidad de embarazo y reducir la posibilidad de aborto.

Para más información

Contacta con Nosotros

La vida es el arte del encuentro. Deseamos formar parte de tu camino para ayudarte a recorrerlo con la mejor calidad de vida.