fbpx
Seleccionar página
Se produce en 3 de cada 10 mujeres gestantes

¿Qué es un sangrado de implantación?

El sangrado de implantación suele ser en las primeras semanas de gestación dado que el útero está notablemente irrigado y puede sangrar con facilidad. Se trata de un sangrado leve que se presenta unos 10 a 14 días después de la concepción, siendo un proceso totalmente normal. Se cree que ocurre cuando el óvulo fecundado se adhiere a la pared del útero.

Cuando el embrión se adhiere a la pared interna del útero, rompe unas pequeñas venas y arterias del endometrio, provocando en ocasiones el provocando sangrado.

Se produce en las primeras semanas de gestación dada la irrigación del útero.

Se produce en 3 de cada 10 mujeres gestantes

El embrión debe quedar perfectamente conectado con el tejido del endometrio para asegurar el intercambio de nutrientes en el proceso de gestación que se llevará a cabo durante los próximos meses. De esta manera, el embrión rompe los capilares superficiales del endometrio para formar nuevos que lo unirán y servirán para alimentar la nueva vida mediante la futura placenta.

La sangre perdida que se pierde durante este proceso recibe el nombre de sangrado de implantación. Y por este motivo, es diferente a la sangre menstrual. Aunque no siempre es indicativa, pues el tejido del endometrio está muy irrigado y las pérdidas podrían llegar a producirse por otras razones naturales.

 

¿Cómo saber que es sangrado de implantación?

Es un sangrado de implantación si presenta las siguientes características:

  • Textura más ligera que el sangrado de la menstruación.
  • El color de la sangre es generalmente más oscuro, casi marrón, o rosado suave.
  • La duración puede ser desde unas horas hasta un par de días.
  • La intensidad del sangrado es menor que el de la regla.
  • La cantidad del sangrado es bastante leve e intermitente.

Diferencias con la menstruación (regla)

  • Sangrado escaso y de menor duración que una menstruación normal. En algunas mujeres el sangrado puede durar  como mucho 24/48 horas, que no se repite en ningún otro momento.
  • Aspecto es diferente. Puede ser rosado suave o de color oscuro, similar al final de la regla. En caso de un rojo intenso, es probable que no sea el sangrado de implantación.
  • Indoloro. Puede ser que aparezcan molestias leves tipo cólico en el bajo vientre, similares a las molestias propias de la menstruación, pero nunca dolor intenso, mantenido o que va en aumento o malestar general.
  • Proceso natural e inocuo, tanto para la madre como para el bebé. El sangrado de implantación no supone, en sí mismo, un riesgo de aborto u otro problema similar.

 

¿Por qué ocurre el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación ocurre porque cuando se fecunda el óvulo, en su unión con el espermatozoide, empieza el proceso de división celular que dará lugar al embrión. En ese momento, este embrión que comienza a formarse inicia su recorrido desde las trompas de Falopio hasta el útero, donde ocurre su implantación.

La duración de este proceso es entre seis y diez días una vez que se ha producido la fecundación, y cuando ocurre, el embrión es tan solo es una masa de células que se adhiere a la pared uterina.

La duración de este proceso es entre seis y diez días una vez que se ha producido la fecundación.

El entorno en el que se encuentra el embrión está muy irrigado por arterias, venas y vasos sanguíneos debido a que es un tejido preparado para proporcionar alimentación al embrión y ayudarle en un buen desarrollo.

Por esta razón, se pueden romper algunos de estos vasos, causando la pérdida de sangre y el consecuente manchado. Puede ocurrir entre los diez y los catorce días después de la concepción, durante la llegada del embrión al útero.

¿De qué color es el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación se identifica por ser, generalmente, más ligero, con una textura más fina y con un color más oscuro.

¿El sangrado de implantación supone un riesgo para el embarazo?

El sangrado de implantación no supone ningún riesgo para el embarazo. No existe ninguna evidencia que relacione el sangrado tras la implantación con un embarazo problemático o ectópico.

¿Qué hacer si tengo sangrado de implantación?

En caso de dudar de tener un sangrado de implantación, es recomendable consultarlo con el ginecólogo que podrá confirmar si se trata de un sangrado asociado a la implantación del embrión o no. Sin embargo, el sangrado tras la implantación, generalmente, no se manifiesta con más que ligeras molestias, en el peor de los casos, por lo que no suele requerir ningún tipo de atención adicional. Aunque, una valoración y asistencia adecuadas pueden ayudar a los pacientes a entender que este hecho forma parte del embarazo.

¿Buscas una consulta con un ginecológo sobre el sangrado de implantación en Madrid?

¿Cualquier duda sobre fertilidad y obstetricia en Madrid?

Share This
Abrir chat
1
👨🏻‍⚕️ ¿Necesitas ayuda?
👨🏻‍⚕️¡Bienvenido a Arpa Médica! Si tienes cualquier duda puedes preguntarnos en nuestro Whatsapp.
Pide Cita Online